SEGURO SOCIAL EN EL PAIS QUE SOÑAMOS IMITAR,… EN TODO

          Por Felipe López Mendoza (diario LA CALLE, 19.11.08)

H

ay un gran país donde en algunas zonas rurales del sur y en barios enteros de sus grandes ciudades, la esperanza de vida es idéntica al de Indonesia y de Guatemala.

En las reservas para los descendientes de los indios sioux o apaches y en algunas poblaciones de origen negro de las grandes ciudades del este, la esperanza de vida es inferior a 60 años. Es decir menor que en Irán (69) o Pakistán (63), países donde quiere imponer a bombazos su democracia.

Este idílico país del cual quisiéramos plagiar sus costumbres y sobre todo su sistema económico, evidentemente son los Estados Unidos de Norteamérica. Es el único país industrializado del primer mundo, que no tiene seguro médico para todos sus ciudadanos Y los informes no provienen de la Cuba castrista o de la Venezuela de Chávez, no. Son resultados de un trabajo de investigación realizado en la Universidad de Harvard (1). Los datos de los otros países son de la Organización Mundial de la Salud.

(LIFE, 1936)

1936En la historia de los Estados Unidos la seguridad social no forma parte de las prioridades sociales. Desde inicios del S. XX la asociación médica americana (AMA) ha intervenido para impedir la acción del estado en el sector salud. Toda la seguridad social es dejada a los seguros privados, o a las empresas que pagan seguros variables a sus empleados. Si pierden su trabajo, también se quedarán sin seguro médico.

Hay que esperar 1965 para ver un sistema público de salud: el MEDICAID, para los más pobres, y MEDICARE, para las personas discapacitadas y los mas de 65 años. Ayuda  que no cubría los gastos de remedios prescritos. A partir del 2003 y solo algunos remedios, son rembolsados por el estado.

Y en la primera potencia económica del mundo, existen 47 millones de persones sin ningún tipo de seguro médico. Es decir, casi dos veces la población del Perú. Por ello sigamos admirando este país de maravillas y continuemos remedándolo en todo. Así, nuestro sistema de salud alcanzará a todos los peruanos.

En este paraíso de Hollywood, de Hallowen o de Miami, los poderosos grupos farmacéuticos han gastado en 1999-2000, 262 millones de dólares en gastos para “aceitar” en todos los niveles para que no se aprueben en el congreso leyes que podrían reglamentar los precios de medicamentos. Es decir 262 millones para pagar a profesionales que hacen el mismo tipo de “trabajito” que Rómulo León y Alberto Quimper realizaron en nuestro exótico país. Esta poderosa industria farmacéutica no ha dudado inclusive de atacar en justicia a los Estados que han intentado reglamentar o fijar precios a los remedios. Al igual que en nuestra Guamanga humeante, donde por ejemplo las empresas de transporte suben los pasajes cuando les da la gana. ¿O está reglamentado? Eso sería un pecado en países de la “libertad” ¿no es cierto amigos…?

Además en la última misa de la APEC ¿no se ha acordado dar mayor “libertad” al comercio mundial?

Por todo ello, a estas alturas ¿que significa entonces la palabra LIBERTAD?

delacroix17

(1) Cf. C. Murray, C. Michaud, M. McKenna, J.Marks, “US Patterns of Mortality by County and Race : 1965-1994”, Centers for Disease Control and Prevention, Harvard School of Public Health.