PERU Y EUROPA MARCHAN POR LA DERECHA
Felipe López Mendoza
(diario La Cale, Ayacucho, 10 junio 2009)
Alan_Garcia_1 silvio_berlusconi_adjusting_tie
Los nuevos sacerdotes de la “grande” prensa nacional e internacional que “fabrican” las ideas y modelan la famosa pero vaga opinión pública, intenta hacernos avalar muchas culebras. Así en el Perú para los partidarios del “pensamiento perro del hortelano”, cuyas consecuencias estamos viendo, solo habría los que están a favor del progreso del Perú y los antisistemas, necesariamente ignorantes o salvajes, como califican a los de Bagua.
Igualmente pareciera que cada vez más aceptamos la idea que en el mundo de hoy ya no existirían las izquierdas ni las derechas, solo los buenos y los malos. Y la lucha de clases sería ya apenas una frase paleolítica.
Sin embargo la realidad es más terca. Sino ¿que es lo que está pasando en la selva peruana? ¿En cual de los bordes de la ruta caminan los García y los “Nativos”? ¿Tienen los mismos intereses o los mismos amigos? ¿Quieren el mismo mundo y modo de vida? ¿Y nosotros por donde caminamos? ¿Por el centro?
Si observamos un poco mas lejos que el Perú, por ejemplo a la Europa de estos últimos días podemos constatar que en las elecciones para el Parlamento Europeo, han ganado los partidos y corrientes que circulan por las rutas de la derecha clásica, “moderna”, liberal, o francamente reaccionaria, sin ética y orgullosa de ser así, como el patético pero real Berlusconi de Italia. La atmósfera y aires que se respiran en el viejo mundo huelen como en los tiempos del asenso de los partidos fascistas o nazis. Sus ideas fueron primero, como ahora, aceptadas como banales, normales, respetables. Luego vendrían la hegemonía, las persecuciones, las estrellas bordadas que obligaban a ponerse en el pecho a los judíos para distinguirlos de los “verdaderos patriotas”; todo lo cual terminaría en el holocausto de la segunda guerra mundial.
Si bien es la abstención el primer partido europeo (60 % de electores no fueron a votar), la mayoría elegida está ahí: ubicada bien al lado derecho del Parlamento Europeo.
Y en nuestras nativas tierras de este país, (que sigue siendo una promesa como ya decía Basadre), el partido de la estrella aprista, de los TLC, de los petroaudios olvidados, ¡dice ser de izquierda! Y muchos lo creen y lo han elegido por ser, decían, el mal menor frente a los antisistema. Ahora estamos cosechando lo que simplemente sembramos ayer.
Como en otras oportunidades de tiempos de victoria de las sombras, me refugio en el inmenso Barro Pensativo, Vallejo, quien ya decía:
Dios mío, y esta noche sorda, oscura,
ya no podrás jugar, porque la Tierra
es un dado roído y ya redondo
a fuerza de rodar a la aventura,
que no puede parar sino en un hueco,
en el hueco de la inmensa sepultura.