SEÑORAS Y SEÑORES TURISTAS:

Por Felipe López Mendoza

(En diario La Calle, Ayacucho 8.04.09)

turistaL

a “CIVDAD DE GVAMANGA”, como escribía en 1615 nuestro paisano Don Phelipe Guaman Poma de Aiala en su NUEVA CORONICA Y BUEN GOBIERNO, les da la bienvenida en sus calles, templos, plazas, caminos, carreteras, barrios y casonas.

El mismo Guamám Poma de Aiala ya decía que los naturales de esta ciudad  ...son muy noble gente y pulidos y cristianícimos y harán limosnas a los pobres de Jesucristo y favorecerán a los pobres pecadores.” Ciertamente que la globalización nos ha hecho mas “modernos”, pero infelizmente no menos pecadores. A diferencia de 1615, en este 2009 ustedes encontrarán a Huamanga en bullicioso proceso de mutación acelerada, pasando de una pequeña urbe provinciana, a una ciudad que aun no logra digerir ni convivir con la invasión salvaje de todo tipo de máquinas ruidosas y humeantes. 

Los tradicionales rituales de semana santa que ustedes desean ver, acompañar y comprender, atrae igualmente a muchos “turistas” que buscarán apropiarse  de vuestros bienes al menor descuido.                   

Por ello, amigos turistas que han venido desde Lima, Huancayo, Huanta, Argentina, Estados Unidos o Italia, afín de que vuestra estadía transcurra lo más agradablemente posible, les rogamos prestar atención a lo siguiente:

1.- Les pedimos disculpar a los inescrupulosos negociantes de transportes y de alojamiento que aprovechan de una santa semana para “robar”, bendecidos y cobijados bajo el dogma de la nueva religión llamada “libre mercado”;

2.- En las procesiones religiosas habrán pocos fieles, pero muchísimos curiosos y visitantes como ustedes tomando fotos, y amigos de lo ajeno “cuidando” de vuestros bolsillos u objetos de valor;

3.- El hecho de ser visitante o turista no les otorga derecho a comportarse como si estuvieran en vuestras chacras donde pueden hacer lo que deseen;

4.- Los habitantes de esta muy noble y leal ciudad Huamanga no son servidores de los caprichos de ningún visitante foráneo ni nativo huamanguino que vuelve de Miami o Trujillo;

5.- Entre los residentes de Huamanga tendrán contacto con habitantes que no hablan vuestro idioma, quienes merecen la misma consideración por parte de todos los visitantes;

6.- Las calles o plazas huamanguinas no son bares abiertos ni urinarios públicos para nativos de esta comuna o turistas.

En fin, estamos seguros que se llevarán simpáticas y pintorescas fotografías de nuestras calles o casonas, así como de cientos de personas cargando andas iluminadas en medio de cohetes y bandas, arrastrando al pasar, alfombras de aserrín, yeso y algo de flores.IMG_0825

Dichos recuerdos fotográficos ciertamente serán mostrados en vuestras casas de Lima, Cusco o Australia como distracción en una cena familiar o entre amigos, ya lejos de los aborígenes de Huamanga. Nosotros nos quedaremos en medio del ruido, caos, humareda y demás bellezas habituales como corresponde a una “Cuna de la Libertad Americana”, o a la “Capital de la Artesanía Peruana”… Hasta la próxima Semana Santa amigos turistas.