SEÑOR ALCALDE,

guamanM

e dé su gracia para escribir y notar buenos ejemplos, para que de ello tome y ciembre y plante, para que echen buena fruta y cimiente para el seruicio de esta ciudad, …y de lo malo los pecadores se emiende, y a los que la leyere le alunbre el Espíritu Sancto…

SI Señor Alcalde, me apoyo en la pluma de nuestro paisano don Phelipe Gvamán Poma de Aiala y las primeras páginas de su NUEVA CORÓNICA I BVEN GOBIERNO escrita allá por los años 1615, para rogarle se sirva dirigir su mirada hacia algunos aspectos de la vida guamanguina.      

NO Señor Alcalde, por incompetencia e ignorancia personal, no voy a enumerar las grandes y complejas obras que debe de estar realizando su administración en beneficio de los vasallos de esta morada del alma.

Deseaba solamente recordar la necesidad de solucionar ciertas incomodidades sin mayor importancia, con las que nos encontramos diariamente al transitar por las calles de esta muy noble y leal ciudad de Guamanga. Así tenemos:

- El perfume de los olores matinales de cervezas digeridas, esperándonos matinalmente en veredas, puertas y postes cercanos a bares;

- El ruido que nos vomitan los parlantes a todo volumen desde las puertas de comercios, sobre todo en el Jr. 28 de Julio y Asamblea;

-  Las aguas usadas  que nos bañan al pasar debajo de las tuberías que salen hasta media calle, adornando tan estéticamente nuestras casas y calles ayacuchanas;

-  El inmenso hueco de entrada a la casa colonial del Jr. 28 de Julio (Nº 262) adornada con gusto exquisito por los comerciantes de cachivaches made in China;

- Las artísticas bolsas de basura expuestas y desparramadas por todas las calles, sacadas por los buenos y delicados vecinos guamanguinos;

- Las pretenciosas e inmensas gigantografías oficialistas que adornan los balcones de la Plaza Mayor. En cambio las de actividades culturales son prohibidas por misteriosos designios de algún burócrata municipal; y evidentemente,

- La humareda tóxica y negra que impunemente nos arrojan los urbanos propietarios de combis, camiones, moto taxis, vehículos oficiales (incluyendo los del honorable CPH o de la Policía);

Como ve Señor Alcalde, son apenas algunos aspectos del paisaje urbano que hacen tan agradable vivir en esta ciudad y que seguramente atraen muchísimos turistas.

Explorar0008

(el jr. 28 de julio antes de la "modernisación")

Este panorama  sería incompleto si no recordamos que Ayacucho, capital de la artesanía peruana, con su carnaval declarado patrimonio nacional, tierra de grandes músicos, etc. etc. no cuenta, en la siempre honorable Comuna Guamanguina, ni siquiera con una modesta SUB, SUB GERENCIA DE CULTURA.

Probablemente, sea apenas un descuido involuntario en la concepción que se tiene del trabajo cultural  a realizarse en una ciudad como Ayacucho.

                                                     felipe lópez mendoza

(en diario La Calle, Ayacucho 13 agosto 2008)